viernes, 22 de marzo de 2013


A mada madre mía
N unca pensé que sentiría este dolor tan profundo
A hora que usted no está
S siento que no resistiré no verla más
T tempo me faltó para demostrarle mi amor
A hora ya es tarde, pues, está con Dios
C ontemplando el cielo siento que la miro
I maginando que usted es la estrella con más brillo
A nochecer día con día esperaré 

M as en mi corazón y mente siempre estará
E n el día nublado y en el resplandiente sol y
N o dejaré de pensar que algún día a su lado estaré, la miraré
D e nuevo y ya jamás la perderé
O lvidarla nunca yo podré, pues
Z in su presencia los días tristes pasaré
A ñoro su risa y su ausencia nunca la superaré

O h Señor, dime porqué? te llevaste tu a mi ángel
R azones habrás tenido, necesitabas su encanto
T odos aquí la extrañamos y resignados pensamos
I r dónde ella está, algún día
Z i, cuando dios así lo quiera.

3 AÑOS DE MUCHO SUFRIMIENTO Y DOLOR, SU AUSENCIA NO SE LLENA CON NADA NI NADIE, NOS CONDENARON A SUFRIR ESTE DOLOR.