martes, 15 de enero de 2013


Chihuahua, Chih. 15 de enero de 2013

Comunicado de prensa







  • Identifican los restos de otra joven encontrada en el Valle de Juárez
  • Demora la Fiscalía de Chihuahua un año en confirmar su identidad

 

Beatriz Alejandra, de 20 años, desapareció en Ciudad Juárez el 27 de abril de 2010. A pesar de que sus restos fueron encontrados en enero de 2012 –junto con varias osamentas femeninas más- estos fueron entregados a la familia, hasta un año después, en enero de 2013.

El pasado sábado 12 de enero, la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género Zona Norte,  confirmó a la familia de Beatriz Alejandra Hernández Trejo y a Justicia para Nuestras Hijas, que los restos encontrados hacía un año, corresponden a la joven de 20 años. 

El primer cuerpo encontrado en la zona del Valle de Juárez, fue el de Adriana Sarmiento, el 5 de noviembre de 2009. La Fiscalía de Chihuahua mostró un retraso injustificable en el cotejo de ADN con la familia de Adriana. Y una vez realizado, escondió durante meses los resultados de las pruebas. Fue hasta dos años después, en noviembre de 2011, que notificaron a la familia que se trataba de Adriana.

Entre 2009 y 2011, grupos del crimen organizado habrían utilizado la zona del Valle de Juárez para depositar los cuerpos de jovencitas. Las familias con hijas desaparecidas en Ciudad Juárez, exigieron a la Fiscalía Zona Norte, realizar rastreos en la zona. Entre enero y febrero de 2012, se encontraron múltiples restos óseos, de los cuales han sido identificadas 11  jovencitas que contaban con reporte de desaparición en distintas fechas, entre ellas Jessica Leticia Peña García y Perla Ivonne  Aguirre González. Un número indeterminado de restos de mujeres continúa sin ser identificados. 

Norma Ledezma, coordinadora de Justicia para Nuestras Hijas sostiene: “Es preocupante la situación que se está viviendo en Ciudad Juárez, pues las familias no saben en qué momento la Fiscalía les llamará para informarles que algún ADN salió positivo, significando esto, que sus hijas ahí han estado en el SEMEFO, mientras ellas las seguían buscando con la esperanza de encontrarlas con vida. Más preocupante es aún que mientras la Fiscalía simula estar avanzando en las investigaciones, los tratantes y asesinos continúan libres”.

Así mismo dice, “el día de hoy serán inhumados los restos de Beatriz Alejandra en el panteón San Rafael, para las autoridades es solo un caso más que pasa de la Unidad de Desapariciones a la Unidad de feminicidios, pero para la familia es un cambio radical, ya no la esperan más. Ahora su madre se pregunta ¿Qué paso con Beatriz? ¿Cuánto tipo estuvo viva?, preguntas, que las autoridades no ha sido capaces de responder”.

Justicia para Nuestras Hijas reitera que la línea de investigación para sancionar a los culpables debe estar orientada al crimen organizado y la trata, y la complicidad con funcionarios. Sin embargo, la Fiscalía ha sido indiferente ante esta hipótesis, y se ha negado a realizar la investigación correspondiente con efectividad. Los recientes crímenes de las 12 jovencitas permanecen impunes.  

Para mayor información comunicarse a: +52 (614) 1 64 55 46.