viernes, 25 de febrero de 2011

A un año del asesinato del Licenciado Ernesto Rábago "Exigimos Justicia"

Comunicado Encuentran cuerpos de la Familia Reyes Salazar




25 de febrero de 2011

·         Son localizados sin vida los cuerpos de María Magdalena Reyes, Elías Reyes y Luisa Ornelas.
·         Las organizaciones civiles exigen se investigue de forma  inmediata.

Comunicado de prensa

Hace unas horas fueron encontrados los tres cuerpos sin vida de la familia Reyes Salazar cerca del poblado de Guadalupe Distrito Bravo, Valle de Juárez, Chihuahua.Las víctimas, María Magdalena Reyes Salazar de 47 años, Elías Reyes Salazar de 58 y su esposa Luisa Ornelas Soto de 52  habían sido privadas de la libertad el día 7 de febrero de 2011, por un grupo de hombres armados. .
Después de la desaparición de los integrantes de la familia Reyes, la Sra. Sara Salazar y su familia, iniciaron una serie de actividades para presionar a las autoridades a encontrarlos, entre estás, una huelga de hambre en la Fiscalía Zona Norte y en el exterior del Senado de la República en la Ciudad de México.  Donde Sara Salazar exigía “a la autoridad, y a los tres niveles de gobierno, cumplan con la responsabilidad de devolverme a mis hijos con vida”.
Amnistía Internacional había expresado su profunda preocupación por la situación de la familia Reyes, en Ciudad Juárez, por sufrir acoso y atentados por presuntos delincuentes, por lo que hizo un llamado a la acción internacional para exigir al secretario de Gobernación, Francisco Blake, y al gobernador de Chihuahua, César Duarte, en dar protección para dicha familia.
No obstante hoy se da el hallazgo de los cuerpos sin vida de María Magdalena, Elías y Luisa, fueron encontrados por algunas personas que pasaban por el lugar, posteriormente elementos de la Fiscalía Zona Norte, realizaron un operativo para trasladar al sitio a otros integrantes de la familia Reyes para que   trataran de identificar los restos.
El 03 de enero de 2010, Josefina Reyes, hermana de las víctimas fue asesinada, después de haber recibido amenazas de muerte por sus actividades de protesta contra la presencia militar en la región. Posteriormente el 18 de agosto de 2010, Ruben Reyes, otro hermano de Josefina, fue también asesinado en Guadalupe Distrito Bravo.
Las organizaciones urgen a las autoridades que investiguen este caso con la gravedad y urgencia que merece.
Para mayor información comunicarse a:
Justicia para Nuestras Hijas info@justiciaparanuestrashijas.org 01 614 4133355  TWR @JPNH01
Centro de Derechos Humanos de las Mujeres comunicación@cedehm.org.mx. 01 614 4154152
COSYDDHAC cosyddhac@prodigy.net.mx 01 614 4107755
Centro de Derechos Humanos Paso del Norte cdhpasodelnorte@hotmail.com 01 656 3319500

Red Mesa de mujeres de Cd Juárez: red.mmj@hotmail.comimemarrufo@hotmail.com 01  656 325 0727
Movimiento Pacto de la Cultura: veronicacorchado@yahoo.com 

ACCIÓN URGENTE

URGENT ACTION
FAMILY OF MURDERED ACTIVIST FOUND DEAD
The bodies of Malena Reyes, Elías Reyes and Luisa Ornelas have been found in Guadalupe Distrito Bravos, northern Mexico, close to where they were kidnapped on 7 February. Amnesty International is gravely concerned for the safety of their family.
On 25 February, the bodies of Malena ReyesElías Reyes and Luisa Ornelas were found at a petrol station in Guadalupe Distrito Bravos municipality in the Valle de Juárez, east of Ciudad Juárez, Chihuahua state. Malena Reyes, Elías Reyes and his wife Luisa Ornelas were abducted on 7 February. The three were travelling in a truck together with Sara Salazar, the mother of Malena Reyes, Elías Reyes. Also travelling in the car was the daughter of murdered human rights defender Josefina Reyes. Armed men stopped the truck and forced Sara Salazar and the young child to get out of the vehicle. They then drove off with Malena Reyes, Elías Reyes and Luisa Ornelas, leaving Sara Salazar and the young child on the side of the road.
Elías Reyes and Malena Reyes are the brother and sister of Josefina Reyes who was shot and killed on 3 January 2010 by unidentified gunmen. Since 2008, Josefina Reyes had been active in protests against the violence in the area by organized crime, and human rights violations committed by the military. Rubén Reyes, another brother of Josefina Reyes, was shot dead on 18 August 2010 on his way to buy food by his home in Guadalupe Distrito Bravos municipality. The investigation into both killings has not progressed.
On 15 February, the family home in the town of Guadalupe, outside Ciudad Juarez in the Valle de Juárez, was burnt down by an armed gang using homemade petrol bombs.
PLEASE WRITE IMMEDIATELY in Spanish or your own language:
  • Call for immediate measures to be taken to protect members of the Reyes family, to be implemented in accordance with the wishes of those at risk;
  • Calling for a full, prompt and impartial investigation into the killing of Josefina Reyes, Rubén Reyes, Malena Reyes, Elías Reyes and Luisa Ornelas with the results made public and those responsible brought to justice.

PLEASE SEND APPEALS BEFORE 8 APRIL 2011 TO:
Minister of the Interior
Lic. José Francisco Blake Mora
Secretario, Sec. de Gobernación
Bucareli 99, 1er. piso, Col. Juárez,
Delegación Cuauhtémoc,
México D.F., C.P. 06600, MÉXICO 
Fax: +52 55 30032900 ext. 32356
Email:  secretario@segob.gob.mx 
Salutation: Dear Minister/Estimado
Señor Secretario 


Attorney General of the Republic
Arturo Chávez Chávez
Procurador General de la República 
Procuraduría General de la República
Av. Paseo de la Reforma nº 211-213,
Col. Cuauhtémoc, Del. Cuauhtémoc
México D.F., C.P. 06500, MEXICO 
Fax: +52 55 5346 0908
Email: ofproc@pgr.gob.mx 
Salutation: Dear Attorney General/Señor Procurador General

State Attorney General
Lic. César Duarte
Gobernador del Estado de Chihuahua,
Palacio de Gobierno, 1er piso, C. 
Aldama #901, Col. Centro,
Chihuahua, Estado de Chihuahua, C.P31000, Mexico 
Fax: +52 614 429 3300 (then dial extension 11066 when prompted)
Salutation: Señor Gobernador/
Dear Governor
Also send copies to diplomatic representatives accredited to your country. Please check with your section office if sending appeals after the above date. This is the third update of UA 01/10. Further information: http://www.amnesty.org/en/library/info/AMR41/006/2011/en

URGENT ACTION
FAMILY OF MURDERED ACTIVIST FOUND DEAD


ADditional Information

Since 2007, violence linked to organized crime has spiralled in Mexico. The media has reported more than 30,000 drug cartel related killings. The majority of these murders have occurred in Ciudad Juárez, Chihuahua state. President Calderón's administration has attempted to combat the drug cartels by deploying thousands of federal police and over 50,000 military personnel in the worst affected areas, particularly Ciudad Juárez. However this has not resulted in a reduction in violence. According to the National Human Rights Commission (CNDH), reports of abuses by the military, including unlawful killings, torture, arbitrary detentions and illegal house searches increased significantly since 2006. These cases are routinely investigated and tried by the military justice system, which does not guarantee an impartial and independent investigation, resulting in impunity for the vast majority of perpetrators. As a result victims and their relatives are denied an effective recourse to justice, and military officials are aware that they are extremely unlikely to be held to account.
Further information on UA: 01/10 Index: AMR 41/008/2011 Issue Date: 25 February 2011

miércoles, 23 de febrero de 2011

México debe investigar ataques contra defensores de derechos humanos en Chihuahua

México debe investigar ataques contra defensores de derechos humanos en Chihuahua
Los asesinatos y secuestros alertan sobre la necesidad de un mecanismo de protección a nivel federal

(Washington, 23 de febrero de 2011)— Las autoridades federales y de los estados deben impulsar una investigación imparcial y exhaustiva de los ataques perpetrados contra defensores de derechos humanos y sus familiares en el estado de Chihuahua, señaló hoy Human Rights Watch. Los ataques evidencian la necesidad de adoptar un mecanismo federal de protección a defensores de derechos humanos y la importancia de convocar a las organizaciones no gubernamentales para que participen en el diseño de este sistema, afirmó Human Rights Watch.

Durante los ataques más recientes, ocurridos el 15 y el 16 de febrero de 2011, las viviendas de las defensoras de derechos humanos María Luisa García Andrade y Sara Salazar, quienes trabajaban para la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, fueron incendiadas en dos incidentes distintos.

“Al documentar abusos graves, los defensores de derechos humanos en Chihuahua asumen enormes riesgos para ellos y sus familias”, manifestó José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. “¿Cuántos defensores más tendrán que ser amenazados, secuestrados o asesinados para que el gobierno adopte las medidas necesarias para garantizar su seguridad?”.

Los incendios de las viviendas han sido los últimos incidentes en una serie de ataques y amenazas recientes contra defensores de derechos humanos. Dos de los hijos de Salazar, Elías y Magdalena Reyes Salazar, así como la esposa de Elías, Luisa Ornelas, fueron secuestrados el 7 de febrero y aún se desconoce su paradero. El día que incendiaron su vivienda, García se encontraba con familiares de Salazar, quienes iniciaron una huelga de hambre para exigir justicia por los asesinatos y secuestros sufridos por la familia. Josefina Reyes Salazar, hija de Salazar y también defensora de derechos humanos, fue asesinada en enero de 2010. La hermana de García, Lilia Alejandra, fue violada y asesinada en febrero de 2001.

El 6 de enero, Susan Chávez, defensora de derechos humanos y poetisa, fue asesinada brutalmente en Ciudad Juárez. El 16 de diciembre de 2010, otra defensora de derechos humanos, Marisela Escobedo Ortiz, fue asesinada de un disparo frente al Palacio de Gobierno de la ciudad de Chihuahua, donde había iniciado una serie de protestas diarias para reclamar que se haga justicia en el caso de su hija, Rubí Marisol Frayre, quien fue asesinada en septiembre de 2008. Las investigaciones de las autoridades en general no han logrado identificar ni juzgar a los responsables de ninguno de estos ataques contra defensores de derechos humanos.

En junio de 2008, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos concedió medidas de protección en favor de García, Salazar y otros integrantes de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, así como a miembros del Centro de Derechos Humanos de la Mujer, otra organización de derechos humanos en Chihuahua. Nuestras Hijas de Regreso a Casa fue fundada en 2001 por amigos y familiares de mujeres asesinadas o desaparecidas en Ciudad Juárez y Chihuahua, y tiene por objeto “hacer que las autoridades y los diferentes niveles de gobierno asuman la responsabilidad en esta problemática que es grave y dolorosa”. La misión del Centro de Derechos Humanos de la Mujer, fundado en 2005, consiste en promover el derecho de las mujeres a vivir sin violencia y exigir justicia para las mujeres de Chihuahua.

Pese a las medidas concedidas por la Comisión, representantes de ambas organizaciones informaron a Human Rights Watch que las autoridades federales y de los estados no han adoptado medidas adecuadas para brindarles protección. Por ejemplo, el Centro de Derechos Humanos de la Mujer señaló que los reiterados pedidos presentados ante las autoridades para que protegieran las ventanas de sus oficinas con rejas e instalaran cámaras de seguridad habían sido ignorados, y que finalmente el Centro financió estas medidas con fondos propios. Afirmaron que el número telefónico para emergencias proporcionado por el gobierno del estado no funcionaba desde julio de 2010, cuando el actual gobernador César Horacio Duarte Jáquez inició su mandato.

Otros defensores de derechos humanos de Chihuahua dijeron a Human Rights Watch que pese a que presentaron varias denuncias de amenazas ante las autoridades, el gobierno no ha reforzado las medidas de protección. A fines de 2009, por ejemplo, alguien ingresó por la fuerza en la vivienda de García y dejó una nota que le advertía que si no abandonaba su trabajo a favor de los derechos humanos sería ejecutada. Si bien García es escoltada por agentes de la policía estatal, debido a estas amenazas y otras similares ha pedido reiteradamente a las autoridades que amplíen la protección a sus dos hijos y que instalen cámaras de seguridad afuera de su vivienda. Los abogados de su organización informaron a Human Rights Watch que habían presentado más de una decena de pedidos ante la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas y la Procuraduría General de Justicia del Estado sin obtener ninguna respuesta, y que las autoridades recién habían intervenido luego del último ataque, cuando se incendió su vivienda.

Poco después del asesinato de Escobedo Ortiz en diciembre, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, exhortó a México a: “adoptar todas las medidas legales, administrativas y de otra índole que fueran necesarias para evitar que hechos similares vuelvan a ocurrir en el futuro, en cumplimiento de los deberes de prevención y garantía de los derechos fundamentales reconocidos por la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Esto incluye la necesidad de implementar una política integral y coordinada, respaldada con recursos adecuados, para garantizar que los casos de violencia contra las mujeres sean adecuadamente prevenidos, investigados, sancionados y sus víctimas reparadas”.

Varios defensores de derechos humanos de Chihuahua dijeron a Human Rights Watch que los asesinatos y los demás ataques contra defensores de derechos humanos han despertado un profundo temor entre otros miembros de la sociedad civil y que, en consecuencia, algunos miembros de sus organizaciones han asumido un perfil más bajo durante las actividades públicas, tales como las protestas organizadas para exigir que se ponga fin a la impunidad por los asesinatos de mujeres. “Nos damos cuenta que tenemos que ser prudentes, que nuestro trabajo genera riesgos”, dijo a Human Rights Watch una defensora de la organización Justicia para Nuestras Hijas, un grupo de familiares de mujeres desaparecidas y asesinadas en Chihuahua.

Luego del ataque contra su vivienda, García ha decidido abandonar Chihuahua junto con su familia. García anunció su partida con las siguientes palabras: “el terror y el miedo invadió mi corazón ya que por primera vez vi de cerca la muerte, no sólo me preocupó mi vida sino me aterra la idea de que a mis niños les pueda pasar algo”.

Human Rights Watch ha documentado en reiteradas oportunidades que las autoridades no han adoptado las medidas necesarias para proteger a defensores de derechos humanos que están en riesgo. En mayo de 2010, por ejemplo, Human Rights Watch envió una carta al Secretario de Gobernación de México para advertirle sobre la difícil situación que atravesaban defensores de derechos humanos que debieron abandonar Tijuana ante la falta de medidas de seguridad adecuadas. Al igual que otros tantos defensores de derechos humanos de Chihuahua, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos también les había concedido medidas de protección, pero su implementación fue deficiente. Ante este problema sistemático, Human Rights Watch ha instado en varias oportunidades al gobierno federal a que establezca un mecanismode protección efectivo para defensores de derechos humanos, y en una carta enviada en septiembre de 2010 ha instado al Presidente Felipe Calderón a priorizar el desarrollo de este mecanismo de protección.

“Un mecanismo de protección efectivo deberá incluir funciones de prevención, protección e investigación, ser de jurisdicción federal y contar con suficientes recursos e independencia”, señaló Vivanco. “Si el gobierno tiene la intención de diseñar un mecanismo de protección que realmente funcione, las organizaciones de derechos humanos deberán participar en todos los aspectos de su diseño, implementación y seguimiento”.

Un grupo de organizaciones mexicanas de derechos humanos elaboró un modelo de mecanismo de protección que cumple con estos requisitos y lo presentó ante las autoridades en octubre. Si bien el gobierno de Calderón afirma que trabaja actualmente en la formulación de un plan para el mecanismo de protección, aún no ha presentado ninguna propuesta ni ha convocado debidamente a las organizaciones de la sociedad civil a un proceso de consulta y diseño del mismo, afirmó Human Rights Watch.

“Los ataques contra defensores de derechos humanos en Chihuahua evidencian la necesidad urgente de que el gobierno de Calderón trabaje con la sociedad civil en la creación de un mecanismo que proteja a los defensores de derechos humanos y a sus familiares”, afirmó Vivanco.

Para más información sobre el trabajo de Human Rights Watch sobre México, visite:
http://www.hrw.org/es/americas/mexico

Para obtener más información, comuníquese con las siguientes personas:
En Washington, DC, José Miguel Vivanco (inglés, español): +1-202-612-4335 (oficina); +1-917-379-1180 (celular) o vivancj@hrw.org
En Nueva York, Nik Steinberg (inglés, español): +1-212-216-1255 (oficina); +1-323-828-0843 (celular) o steinbn@hrw.org

lunes, 21 de febrero de 2011

Carta de la sra Francisca para su hija Cecilia Jazmín Chavarría

Para mi Querida Hija



Cecilia Jazmín Chavarría Corrales

Querida Ceci, me duele tanto que no estés con nosotros,
Tú te llevaste mi vida entera, ese 21 de febrero del 2007,
Cuando Samuel Isidro Duarte Contreras te secuestró y  desapareció.

Ya pasaron 4 años, tal vez la gente piense que ya es mucho tiempo,
Pero para mí es una pesadilla, de la cual no acabo de despertar,
No hay día que no te lloré en todas partes a donde voy,
Porque no tengo una tumba, hasta eso me han negado una tumba
A donde llevarte una rosa, cómo las que tanto te gustaban.

Solo le pido a Dios, me de fuerzas para seguir adelante,
Y recibir esa justicia para ti hija querida.
Te escribo algo que tenías subrayado en tú biblia:
“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece (Filipenses 4:13)”

Tu mamá que te ama.
Con cariño tú hermana Sabrina y tu hermano Elías.

¿Qué debe hacer un muerto para llamar la atención?
¿Qué debe hacer un vivo para obligar un muerto a hablar?
¿Qué debe hacer una sociedad para poner fin a este simulacro permanente?
Un muerto debe gritar
Un vivo debe pensar
Y una sociedad reaccionar.