viernes, 16 de julio de 2010

Gracias a pesquisas que entregó madre de Rubí localizó al asesino




Luego de diez días de buscar en varias ciudades del país a Sergio Rafael Barraza Bocanegra, la madre de Rubí Marisol Frayre Escobedo volvió a evidenciar a las autoridades locales, quienes apenas salieron ayer de esta ciudad rumbo a Fresnillo, Zacatecas; una vez que ella había dado con su paradero y movilizado a cientos de policías de aquel lugar.
"Que me den una pistola y también yo se los detengo, le tiro un balazo en las patas y les aseguro que yo se los detengo, yo mera. Si yo no hubiera venido y tomado la iniciativa de aumentar la recompensa ellos nunca lo hubieran buscado. Yo tengo que hacer su trabajo, como si a mí me pagaran para eso", reclamó ayer Marisela Escobedo Ortiz luego de haber localizado a Sergio y de que éste se haya escapado una vez más.

"Ya lo habían detenido aquí una vez y tenía una muchachita embarazada, como no se les prendió el foco, yo pedí que se coordinaran con las autoridades de Coahuila, Durango y Zacatecas, pero es una hacerle al investigador, porque ellos no sirven para nada", agregó.

Dijo que el martes pegaron pesquisas en Fresnillo, Zacatecas, y la gente comenzó a reconocerlo, hasta que lograron dar con su ubicación, por lo que pidió apoyo de las autoridades de ambos estados.

"Quitamos las pesquisas que ya habíamos puesto para no alertarlo, y luego le hablé a la policía de aquí y hablé a Juárez y a Chihuahua antes de llegar al domicilio para avisarles de lo que estaba sucediendo, y me mandaron vía fax una copia de la orden de arresto, porque no se habían coordinado".
"DICEN QUE ESTÁ MUERTO"
Aproximadamente 150 policías participaron en el operativo de detención, sin embargo, el sentenciado a 50 años de prisión por la muerte de la adolescente logró escapar saliendo por una ventana y brincando por las azoteas.
Durante el operativo la madre de la menor escuchó decir a unos policías municipales que lo habían matado, lo cual no le ha sido confirmado.
"Eran como 150 elementos, estaba todo un batallón de la Policía Federal, ministeriales y municipales, y no pudieron atraparlo, eran como las 8:00 ó 9:00 de la noche, él andaba con un arma en las azoteas y nada más se escucharon los disparos, se oyeron como cinco balazos a media cuadra donde estábamos, luego unos municipales dijeron que ya lo habían matado", narró.
Hasta la tarde de ayer las autoridades no le habían confirmado la muerte de Sergio, "me dan a entender como que se les fue, que lo andan buscando, dicen que lo andan buscando entre un gremio de gays, ya también nosotros fuimos a investigar con los gays, y le pasamos unas direcciones al procurador de ?Zacatecas–".

En Fresnillo, Sergio vivía nuevamente con la adolescente que había dejado embarazada antes de ser detenido en junio del 2009, con quien ya tenía dos gemelas.

De acuerdo a la madre de Rubí, sin ser buscado por las autoridades, vivía tranquilamente en aquella ciudad.
"Apenas vienen los ministeriales de Juárez, a lo mejor están esperando a que lleguen ellos para decirme algo aquí, porque aquí están igual que los de allá, después de todo el operativo de la noche, en la mañana no sabían nada, en la Subprocuraduría hasta le tomamos fotos a las pesquisas que tenían, porque estaban todas tiradas en el suelo y hay ando yo levantando datos y hablándole al subprocurador Francisco Javier Martínez Gallo, porque los ministeriales no tienen coordinación", concluyó.

martes, 13 de julio de 2010

Caminata contra la muerte

Camaradas, compañeras, compañeros, conciudadanos en general:
El fin de semana que acabamos de superar, 10 y 11 de junio de 2010, nada más en ciudad Juárez se cometieron 42 asesinatos. Como ninguno de las víctimas era candidato a la gubernatura de ningún estado, connotado abogado litigante con influencias, ni siquiera funcionario menor del consulado americano, se asumió la consabida fórmula: “en algo andaban”.

Hoy, lunes 12 van —hasta la hora de escribir estas líneas— 17 vidas arrebatadas con armas de fuego en las calles de las dos ciudades principales del estado. Tampoco tenemos la más mínima explicación oficial, oficiosa o popular de por qué, ni de cómo es que los agresores no fueron prendidos infraganti, pues lo que hicieron, lo perpetraron a la luz del día, en una ciudad erizada de armas y patrullas oficiales.

Las reacciones a estas jornadas que, según uno de los medios digitales más leídos, no tiene antecedente si no nos remontamos a enero del 2010 —días anteriores a los ajustes de aquel bendito foro “Todos somos Juárez”—, han sido mínimas, cuando no verdaderos lugares comunes de desconcierto absoluto ante lo que parece fatalidad y obra del destino, y no actos delictivos, antihumanos y bárbaros.

Tal pareciera que los chihuahuenses de todas las capas sociales, de todas las corrientes ideológicas, con religión o sin ella, con partido, anulistas, abstencionistas activos y abstencionistas pasivos, nos hubiéramos acostumbrado a ver la muerte, justificarla, cerrar los ojos y hacer como que no ocurre, porque no es a nosotros a quien ahora están llorando…
Ciertamente debe haber muchas y muchos que no se conforman. En la calle, en las reuniones, en las fiestas y en los velorios me lo dicen. Pero no salen, no hacen manifiesta su protesta y ese rencor, esa inconformidad, desgraciadamente hasta ahora es estéril.

Pues bien, yo quiero ser la excepción.

Y también quiero que haya muchas excepciones como yo, tantas que pronto seamos la regla.
Ya lo hemos intentando: desde el 2008 que comenzó el horror, hemos salido a la calle con dos consignas que todavía enarbolamos: “Chihuahua no es cuartel, fuera ejército de él” y la más general “No Keremos esta Guerra”. Jóvenes heroicos, como los de la Liga Socialista Revolucionaria, maestras ejemplares como las de Doble Resistencia y nosotros, activistas comprometidos que militamos en La gota, construimos la Triple Alianza y con ella hemos sostenido en la calle Libertad brigadas casi semanales, apoyo incondicional a quienes han confluido con nosotros como la histórica resistencia por el alza al precio del transporte público, la lucha de los exburócratas del estado que todavía se está dando en las calles del centro, apoyo al Sme, Cananea o a los niños asesinados en Hermosillo y, recientemente, nuestra campaña que llamó a anular las boletas electorales en protesta por la violencia y muerte que continúa, no obstante promesas, baladronadas y balbuceos de gobernantes y candidatos.

Y aunque la gente nos ha respondido manifestándonos su simpatía y apoyo, especialmente en forma de 32 mil votos nulos aproximadamente, la verdad es que pocos se nos han sumado desde aquellos primeros meses del oscuro 2008 en que comenzaron las matanzas.

Tal vez ello se deba a que muchos crean que no se puede o no se debe salir a la calle, por el peligro, porque no tiene confianza en que acciones así puedan mover a los poderosos y obligarlos a actuar en consecuencia y entonces se forma un círculo vicioso, calculan que no vale salir, no salen, y le quitan valor a la salida, a la marcha y la manifestación plebeya…

¿Cómo romperlo?
No vemos otra forma que por la vía de los hechos. Seguir con nuestra campaña, llamar e invitar, pero sobre todo, demostrar que estamos dispuestos a cualquier sacrificio con tal de conseguir que la gente, la afectada, la solidaria con quienes han sido asesinados y sus parientes despierte.
Por eso ahora hemos decidido iniciar lo que hemos denominado

Caminata contra la muerte

Personalmente, tengo muchas limitaciones. Entre otras, una secuela de poliomelitis que me impide caminar “normalmente”, por lo que uso muletas y aparato ortopédico en una de mis piernas.

No puedo iniciar una huelga de hambre, por ejemplo, porque ahora soy diabético y otras acciones también me están vedadas.

De tal manera que quiero aportar una acción de las que más se me dificultan:
Cada jueves a las 18:30 horas, sean las condiciones que sean, caminaré desde mi vivienda, llegaré al crucero de las calles Salvador Novo e Izalco, en el Infonavit el Saucito y continuaré por la segunda de las avenidas hacia el oeste, hasta llegar al denominado “crucero de la muerte” en las calles Izalco y Francisco Villa.

Ahí donde asesinaron al primero de la ya inmensa serie. Donde ejecutaron a la pareja de tránsitos minusválidos, donde cayeron escoltas de la esposa de altos funcionarios, tal vez engañados de que iban a proponerles acciones extraoficiales.

Luego, simplemente me regresaré caminando hasta la casa.
Esto lo he comentado con mi compañera Rocío Martínez y me ha dado su apoyo. Junto a mí, caminará también portando nuestra camiseta color vino que con letras amarillas grita: “No Keremos esta Guerra”. Miembros de la Lsr y de Dr también han dicho que irán, aunque sea en algunas ocasiones.

Como vamos a invitar a todo el que podamos y a argumentarle que peor es quedarse en casa, porque así van a interpretar los poderosos que aprueba las matanzas, de llegar a reunir simpatizantes suficientes, haremos otros actos de protesta en el trayecto o a la llegada y en la hora acordada.

Pero independientemente de que nos respondan o no, Yo haré esa caminata semanal hasta que se detengan los tiros o bien no me queden fuerzas suficientes por el desgaste físico que ello significa. La única alteración que haré es que, llegado el invierno, comenzaré más temprano el recorrido.

Gracias por atender este aviso y espero que tú también decidas salirle, sólo nosotros podemos parar las masacres.

Chihuahua, 12 de julio de 2010.
No Keremos esta Guerra

Luis K’Fong

207 feminicidios en el Estado de Chihuahua


AUMENTAN LOS FEMINICIDIOS.

Los asesinatos de mujeres, han aumentado de manera significativa en los últimos dos años. Contrario a lo que a veces se piensa, debido a su invisibilización, esta problemática que en 1993 aterrorizó a las y los habitantes de Cd. Juárez y Chihuahua, de forma silenciosa ha seguido cobrando la vida de niñas y mujeres en nuestro Estado.

Las estadísticas proporcionadas por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chihuahua, revelan que las mujeres siguen siendo víctimas de la forma más extrema de violencia, el asesinato conocido también en algunos casos como feminicidio. 
Los feminicidios son consecuencia del machismo y se caracterizan por ser asesinatos en donde los hombres quienes deberían proveer apoyo y amor a las mujeres por ser su pareja, las asesinan. Algunos otros feminicidios son perpetuados por desconocidos que utilizan formas extremas de violencia y causan severo dolor a las víctimas, en algunos casos precedidos por abuso sexual. En todos estos casos, los asesinos creen que tienen derecho a usar y desechar el cuerpo y la vida de las mujeres y niñas.
La impunidad es característica de este tipo de crímenes que persisten en el Estado de Chihuahua y que han aumentado severamente.

Mientras que en 1993 se registraron 29 feminicidios, en los primeros 6 meses que han transcurrido de 2010 (01 de enero de 2010-11 de julio de 2010), 207 mujeres han sido asesinadas en el estado de Chihuahua, de acuerdo con las cifras del Observatorio Estatal del Feminicidio y Desaparición de Justicia para Nuestras Hijas, obtenidas a través de un seguimiento hemerográfico y de solicitudes de acceso a la información pública.
Es una situación sin precedentes, cada día una mujer es privada de su vida de forma violenta en nuestro Estado.


Homicidios dolosos de mujeres en el Estado de Chihuahua
AÑO
Número total de homicidios de mujeres
1993
                      29
1994
          26
1995
49
1996
48
1997
42
1998
47
1999
27
2000
41
2001
52
2002
52
2003
63
2004
49
2005
61
2006
62
2007
45
2008
79
2009
112
Total 1993-2009
884

Tabla realizada por Justicia para Nuestras Hijas, con información de la Procuraduría
General de  Justicia del Estado de Chihuahua. 

Homicidios Dolosos de Mujeres en el Estado de Chihuahua
01 de enero de 2010 al 11 de julio de 2010
207
Fuente: Observatorio Estatal del Feminicidio y Desapariciones de Justicia para
Nuestras Hijas A. C., en base a un seguimiento hemerográfico y solicitudes
de acceso a la información pública.

El número de mujeres asesinadas en lo que va del año 2010 es similar al número de mujeres asesinadas en cinco años (1993-1997).

Es imprescindible y urgente que las instituciones creadas para prevenir, erradicar y sancionar el feminicidio en el Estado de Chihuahua y en el país, funcionen y den resultados. Es necesario que el gobierno mexicano garantice el acceso a la justicia, que investigue y sancione a los responsables, y que cumpla con  los lineamientos internacionales firmados y ratificados en materia de Derechos Humanos.

El 16 de noviembre del 2009 la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el tribunal internacional más importante del hemisferio americano, condenó al Estado Mexicano por uno de los casos relevantes de feminicidio en Ciudad Juárez conocido como el “Caso
González y Otras Vs. México” (Campo Algodonero). 

La Corte le ordenó al Estado Mexicano adoptar una serie de medidas como la reparación del daño a las víctimas, la búsqueda de niñas y mujeres desaparecidas, acciones para investigar adecuadamente los homicidios de mujeres y  sancionar a los responsables y medidas para garantizar que este fenómeno no vuelva a repetirse. Sin embargo, el Estado Mexicano no ha cumplido con la mayoría de las disposiciones ordenadas por la Corte y los homicidios de mujeres han alcanzado una cifra sin precedentes; tan sólo en los primeros seis meses de 2010, 207 mujeres fueron asesinadas. 

Para mayor información sobre el tema, para apoyar o colaborar con la organización Justicia Para Nuestra Hijas, puede contactar:info@justiciaparanuestrashijas.org ó al teléfono 614-4 13-33-55.