miércoles, 22 de diciembre de 2010

La indiferencia es un monstruo de mil cabezas; Coral Avila Casco

La indiferencia es un monstruo de mil cabezas; la impunidad y la injustica son dos de ellas. Y nos han dejado ver su devastación y perversidad, nos han manifestado que su veneno se ha esparcido hasta el último rincón de las instituciones públicas y de la ciudadanía, sin que ello nos mueva para hacer un frente y aniquilar a la bestia que nos sitia. Nadie está a salvo y nadie está exento de sucumbir a su señuelo.

Sí, es de dar terror lo que vivimos y debe despertar nuestra conciencia. Sí, es cierto, ante la sombra del dolor, la muerte y el desconsuelo es mejor cerrar los ojos o desviar la mirada. Pero precisamente esto ha fortalecido a la bestia que hoy nos hace saber que su poder es tal que mañana el silencio cómplice de la sociedad y gobierno tomará otra víctima y no importará. Marisela exigía y luchaba por encontrar justicia ante la muerte de su hija; no tenía más recursos que su voluntad, la fuerza de su verdad y una férrea determinación por ver en prisión al asesino que le provocó el dolor más grande.

Con esos recursos enfrentó la lentitud, la negligencia y la parcialidad de nuestro sistema de justicia. Con estos elementos recibió la ofensa brutal de tres jueces que inclinaron la balanza a favor de la impunidad y la injusticia. No tuvo los medios económicos ni mediáticos de Isabel Miranda de Wallace, otra excepcional mujer, que como ella, tuvo que emprender la cruzada de hacer el trabajo que no hacen las instancias de procuración e impartición de justicia. Y como Marisela, cuántas mujeres más buscan justicia topándose con el monstruo de la indiferencia institucional, pero también de la social.

Sólo con su cobarde sacrificio frente a Palacio de Gobierno en Chihuahua vinieron las suspensiones y separaciones del cargo a estos tres jueces que no encontraron pruebas para condenar a un asesino confeso, sólo con este artero crimen los gobiernos hablaron, pero acaso ¿era necesario este baño de sangre para que tomaran en serio su demanda?

De continuar con las omisiones y las simulaciones, las mujeres seguiremos estando en situación de peligro y vulnerabilidad.

CORAL AVILA CASCO

0 comentarios:

Publicar un comentario

PUEDEN HACER SUS COMENTARIOS...