viernes, 16 de julio de 2010

Gracias a pesquisas que entregó madre de Rubí localizó al asesino




Luego de diez días de buscar en varias ciudades del país a Sergio Rafael Barraza Bocanegra, la madre de Rubí Marisol Frayre Escobedo volvió a evidenciar a las autoridades locales, quienes apenas salieron ayer de esta ciudad rumbo a Fresnillo, Zacatecas; una vez que ella había dado con su paradero y movilizado a cientos de policías de aquel lugar.
"Que me den una pistola y también yo se los detengo, le tiro un balazo en las patas y les aseguro que yo se los detengo, yo mera. Si yo no hubiera venido y tomado la iniciativa de aumentar la recompensa ellos nunca lo hubieran buscado. Yo tengo que hacer su trabajo, como si a mí me pagaran para eso", reclamó ayer Marisela Escobedo Ortiz luego de haber localizado a Sergio y de que éste se haya escapado una vez más.

"Ya lo habían detenido aquí una vez y tenía una muchachita embarazada, como no se les prendió el foco, yo pedí que se coordinaran con las autoridades de Coahuila, Durango y Zacatecas, pero es una hacerle al investigador, porque ellos no sirven para nada", agregó.

Dijo que el martes pegaron pesquisas en Fresnillo, Zacatecas, y la gente comenzó a reconocerlo, hasta que lograron dar con su ubicación, por lo que pidió apoyo de las autoridades de ambos estados.

"Quitamos las pesquisas que ya habíamos puesto para no alertarlo, y luego le hablé a la policía de aquí y hablé a Juárez y a Chihuahua antes de llegar al domicilio para avisarles de lo que estaba sucediendo, y me mandaron vía fax una copia de la orden de arresto, porque no se habían coordinado".
"DICEN QUE ESTÁ MUERTO"
Aproximadamente 150 policías participaron en el operativo de detención, sin embargo, el sentenciado a 50 años de prisión por la muerte de la adolescente logró escapar saliendo por una ventana y brincando por las azoteas.
Durante el operativo la madre de la menor escuchó decir a unos policías municipales que lo habían matado, lo cual no le ha sido confirmado.
"Eran como 150 elementos, estaba todo un batallón de la Policía Federal, ministeriales y municipales, y no pudieron atraparlo, eran como las 8:00 ó 9:00 de la noche, él andaba con un arma en las azoteas y nada más se escucharon los disparos, se oyeron como cinco balazos a media cuadra donde estábamos, luego unos municipales dijeron que ya lo habían matado", narró.
Hasta la tarde de ayer las autoridades no le habían confirmado la muerte de Sergio, "me dan a entender como que se les fue, que lo andan buscando, dicen que lo andan buscando entre un gremio de gays, ya también nosotros fuimos a investigar con los gays, y le pasamos unas direcciones al procurador de ?Zacatecas–".

En Fresnillo, Sergio vivía nuevamente con la adolescente que había dejado embarazada antes de ser detenido en junio del 2009, con quien ya tenía dos gemelas.

De acuerdo a la madre de Rubí, sin ser buscado por las autoridades, vivía tranquilamente en aquella ciudad.
"Apenas vienen los ministeriales de Juárez, a lo mejor están esperando a que lleguen ellos para decirme algo aquí, porque aquí están igual que los de allá, después de todo el operativo de la noche, en la mañana no sabían nada, en la Subprocuraduría hasta le tomamos fotos a las pesquisas que tenían, porque estaban todas tiradas en el suelo y hay ando yo levantando datos y hablándole al subprocurador Francisco Javier Martínez Gallo, porque los ministeriales no tienen coordinación", concluyó.

0 comentarios:

Publicar un comentario

PUEDEN HACER SUS COMENTARIOS...