sábado, 25 de diciembre de 2010

El Nuevo Sistema de Justicia Penal sí sentenció al asesino de Rubí




Diciembre de 2010
Chihuahua, Chih. México

Las organizaciones Justicia para Nuestras Hijas y el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM) comparten con la ciudadanía y los medios de comunicación, la información que tienen derivado del acompañamiento a Marisela Escobedo, en su búsqueda de justicia, y solicitan su apoyo para exigir al Estado mexicano asuma su responsabilidad.

1. El Nuevo Sistema de Justicia Penal sí sentenció al asesino de Rubí.

Algunos medios han publicado que un tribunal oral absolvió a Sergio Rafael, sin embargo hay insuficiente información sobre el proceso legal porque Sergio sí fue condenado en segunda instancia a 50 años de prisión.

Inicialmente, un tribunal de juicio oral absolvió a Sergio Rafael a pesar de que el acusado condujo a la policía al lugar en que había depositado el cadáver de Rubí y además pidió perdón a la madre. Cuando se celebraba la audiencia del juicio, Marisela narró en forma desgarradora todas las investigaciones que había realizado y el sufrimiento que estaba viviendo, sin embargo la jueza presidenta le pidió a Marisela que se callara, argumentando que debía “respetar el tiempo de los demás ya que hay muchos testigos. Usted no es la única, señora”.

El 30 de abril de 2010, los jueces absolvieron al asesino. El video ha sido difundido por los medios, gracias a que los principios del nuevo sistema acusatorio son la presencia de los jueces frente a las partes, la videograbación de todas las audiencias, la oralidad, la inmediación y la publicidad. Estos principios permiten que la ciudadanía y los medios presencien los juicios, y justamente y por primera vez, evalúen la actuación de los juzgadores.

La solución no es encapuchar a los jueces, como pretende el gobierno del estado, porque volvería aún más difícil la evaluación de su actuación y limitaría la rendición de cuentas de los juzgadores. Tampoco se deben adoptar medidas regresivas que impidan que la ciudadanía conozca cómo los jueces dictan sentencias en audiencias videograbadas y públicas.

La transparencia que brindó el sistema acusatorio fue fundamental para que la ciudadanía juzgara a los jueces, la sentencia absolutoria causó indignación y ante la presión de la propia Marisela por el fallo de los jueces, el entonces gobernador Reyes Baeza ordenó la creación de una Comisión Interinstitucional para el seguimiento del caso Rubi Frayre Escobero, integrada por: la Secretaría General de Gobierno, el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, la Procuraduría de Justicia, la Barra y Colegio de Abogados de Ciudad Juárez, el Congreso del Estado, la Defensoría Publica, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Mesa de Mujeres de Juárez y las representantes del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM ) y de Justicia para Nuestras Hijas, organización a la que pertenecía Marisela, estas dos últimas organizaciones fueron representantes legales de la víctima.

En esta Comisión Interinstitucional, después de un diagnóstico elaborado a la luz de la sentencia de tratados internacionales y de la sentencia de la Corte Interamericana en el caso “campo algodonero”, se documentaron las omisiones y negligencias de funcionarios públicos y jueces, como por ejemplo la negativa a recibir la denuncia de Marisela por la desaparición de su hija Rubí; la omisión en la aplicación del protocolo Alba, que obliga a la coordinación de instituciones y corporaciones policiacas federales estatales y municipales ante la desaparición de una mujer en Ciudad Juárez; el retraso injustificado de más de 40 días para buscar los restos de Rubí en el lugar donde se les había señalado; entre otras muchísimas irregularidades.
Las observaciones se fundamentaron en la revisión jurídica del expediente y se elaboraron recomendaciones concretas para los tres poderes del estado y para la federación que sin embargo, hasta ahora han sido desestimadas.

El 20 de mayo de 2010, se realizó un nuevo juicio, esta vez, ante un tribunal de casación integrado por los magistrados José Alberto Vásquez, Flor Mireya Aguilar y Roberto Siqueiros Granados, en donde participaron como coadyuvantes Marisela Escobedo y la Lic. Lucha Castro.

El Tribunal de Casación anuló la sentencia absolutoria, emitió una sentencia contra Sergio Rafael Barraza Bocanegra, condenándolo a 50 años de prisión, y giró una orden de aprehensión.

2. La Procuraduría General de la Republica y la Procuraduría del Estado de Chihuahua tuvieron más de 200 días para detener a Sergio Rafael, asesino de Rubí

Desde el 20 de mayo hasta el día en que Marisela fue asesinada, pasaron más de 200 días, tiempo que tuvo la Procuraduría del Estado y la Procuraduría General de la República para ejecutar la orden de aprehensión y detener a Sergio Rafael por el asesinato de Rubí.

Marisela constató, cuando acudió a las representaciones de la PGR en diversos estados, así como a las procuradurías locales que nadie lo estaban buscando y que no había acuerdos de cooperación. Incluso, en Zacatecas no tenían la orden de aprehensión, a pesar de que la Procuraduría la habría enviado a ese lugar.

En julio de 2010, ante la evidencia de que ninguna autoridad lo buscaba, Marisela acudió a la Ciudad de México para solicitar audiencia con el Presidente Calderón y con el Procurador Arturo Chávez Chávez. Ambos se negaron a recibirla.

3. El gobierno federal y estatal fueron informados de las amenazas y vulnerabilidad en que se encontraba Marisela y fueron omisos en brindarle medidas de protección.

A finales de noviembre, 20 días antes de su asesinato, Marisela acudió a la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México, en donde se entrevistó con funcionarios y les expuso su situación de vulnerabilidad y riesgo.

El 8 de diciembre, Marisela se entrevistó con el fiscal del estado de Chihuahua en donde nuevamente le informó sobre el riesgo en el que se encontraba por realizar ella misma las investigaciones que les correspondería hacer a la fiscalía.

El Estado mexicano hizo caso omiso. Recordemos que de conformidad con la Corte Interamericana y los estándares internacionales de derechos humanos, los estados son responsables por acción y también por omisión. Por ejemplo, en este caso, es evidente la falta de implementación de políticas públicas para prevenir la violencia contra las mujeres en Juárez; la negativa para recibir inicialmente la denuncia de desaparición y posteriormente la negativa a buscar a Rubí y activar el protocolo alba para localizar a mujeres desaparecidas. Es clara la negligencia de los funcionarios federales y estatales que se negaron a brindar protección a Marisela, en un contexto de discriminación contra las mujeres y de grave riesgo.

Por eso, resulta insuficiente sancionar únicamente a los jueces del primer tribunal. El feminicidio de Marisela Escobedo es un crimen de estado, por el desprecio y graves omisiones del gobierno federal y estatal.

El mismo 8 de diciembre, después de entrevistarse con el fiscal general de Chihuahua, Marisela instaló un campamento en la Cruz de Clavos NI UNA MÁS, en la Ciudad de Chihuahua y declaró “No me voy mover de aquí hasta que detengan al asesino de mi hija”. Estaba dispuesta a pasar navidad y año nuevo en ese lugar emblemático, en el que apenas el 25 de noviembre pasado, había participado en una manifestación junto con las madres de Justicia para Nuestras Hijas, para colocar en la cruz, más de 300 nombres de las mujeres que han sido asesinadas en el estado de Chihuahua en 2010.

4. Propuestas

Ante estos hechos, solicitamos a la ciudadanía a que llame, envíe correos electrónicos o mensajes de twitter en donde solicite al presidente Calderón (@felipecalderon) y al gobernador Duarte (@goberduarte) los siguientes petitorios:

 Investigar y sancionar los feminicidos de Rubí Fraye y Marisela Escobedo.
 Publicar los resultados de la Comisión Interinstitucional para el seguimiento del caso Rubi Frayre Escobero.
 Reanudar los trabajos de la Comisión Interinstitucional y extensión de su mandato para revisar el feminicidio de Marisela a fin de responsabilizar a las/los funcionarios públicos omisos.
 Otorgar una reunión urgente con el Presidente de la República, Felipe Calderón, el Procurador General de la República, Arturo Chávez Chávez, el Gobernador de Chihuahua, César Duarte y el Fiscal, Óscar Salas.
 Implementar de inmediato medidas de protección y garantías para las defensoras de derechos humanos de Chihuahua, en especial para las integrantes de Justicia para Nuestras Hijas y el CEDEHM.
 Cumplir con las resoluciones de la sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por el caso Campo Algodonero.
 Consultar con la ciudadanía y organizaciones de derechos humanos, las iniciativas para reformar el sistema penal.

Justicia para Nuestras Hijas y el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM) agradecemos el abrazo solidario que estamos recibiendo de todo el mundo. Su compromiso nos apoya en la decisión que hemos tomado de honrar la memoria de nuestra compañera MARISELA, defensora de derechos humanos, continuando su lucha por el acceso a la justicia.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Feliz cumpleaños Mónica Alanis (20 años) Desaparecida 2008

Mónica Alanis 20 Años
Desaparecida 2008

miércoles, 22 de diciembre de 2010

“EXIGIMOS GARANTÍAS DE SEGURIDAD, ¡BASTA YA DE IMPUNIDAD!” BASTA DE AGRESIONES A LAS DEFENSORAS DE DERECHOS HUMANOS

“EXIGIMOS GARANTÍAS DE SEGURIDAD, ¡BASTA YA DE IMPUNIDAD!”
BASTA DE AGRESIONES A LAS DEFENSORAS DE DERECHOS HUMANOS


Marisela Escobedo Ortiz, defensora de derechos humanos de Ciudad Juárez, fue asesinada el pasado jueves 16 a las puertas del palacio de gobierno de Chihuahua. La causa: exigir justicia y la aprensión de Sergio Rafael Barraza Bocanegra, asesino confeso de su hija Rubí Marisol Frayre Escobedo.

La señora Marisela Escobedo se convirtió en una defensora y activista para exigir el acceso a la justicia a las mujeres víctimas de violencia y feminicidio, después de haber vivido la violencia institucional ejercida por el aparato de justicia de Chihuahua, al exonerar negligentemente al asesino de su hija. El sábado 18 mientras la familia velaba su cuerpo, en clara intimidación para no continuar con la demanda de justicia, fue incendiada la maderería propiedad de su esposo, el Sr. José Monge, y fue secuestrado y asesinado el Sr. Manuel Monge Amparán, cuñado de Marisela.

Por su parte, el gobierno federal reprimió el viernes 17 a las organizaciones de derechos humanos de las mujeres que se manifestaron en la ciudad de México para denunciar los hechos y, después de negociar, la Secretaría de Gobernación se comprometió a difundir el lunes 20 de diciembre, lugar y fecha -en un plazo de 21 días- para sostener una reunión de trabajo entre las organizaciones y los titulares de gobierno y de procuración de justicia de Ciudad Juárez, el estado de Chihuahua y del gobierno Federal con la finalidad de que establezcan las estrategias de coordinación para la aprensión del asesino de Rubí, así como la implementación de medidas urgentes de protección a las defensoras en Chihuahua y Ciudad Juárez. Sin embargo, hasta la fecha no se ha cumplido este compromiso.

El caso de la Sra. Escobedo es un claro ejemplo de la violencia que se ejerce en contra de las defensoras de derechos humanos de las mujeres quienes, ante la inoperancia del Estado para proteger los derechos humanos, se ven en la necesidad de convertirse en investigadoras y denunciantes de las obligaciones que el Estado no realiza, poniendo en riesgo su vida y su seguridad. Este caso sólo refleja la actitud que han tenido las autoridades en las dos últimas décadas de denuncia del feminicidio: no garantizaron la vida y la integridad de esta defensora ni de su familia, y consolidaron la impunidad y la discriminación contra las mujeres que, como señala la Corte interamericana de Derechos Humanos, es la causa principal del feminicidio.
Ante el preocupante incremento de violencia en contra de las defensoras de derechos humanos, los familiares de las víctimas de desaparición, violencia sexual y homicidio de mujeres, y ante la incapacidad del Estado para impartir justicia y proteger a quienes trabajan contra la impunidad, responsabilizamos al Estado mexicano en sus tres niveles de gobierno-federal, estatal y municipal- de estos hechos y de cualquier otro acto en contra de las defensoras o sus familias.
Las organizaciones y personas firmantes, todas promotoras y defensoras de derechos humanos, exigimos de manera inmediata:

  1. Protección, atención y reparación del daño para la familia Frayre Escobedo. Investigación y sanción a los responsables del asesinato en contra de Marisela y la aprehensión del asesino de Rubí.
  2. El cumplimiento de los acuerdos tomados por el gobierno federal en la manifestación del día 17, entre los que se incluye la definición e implementación inmediata de medidas de protección y garantía para defensoras y defensores de derechos humanos y sus familiares, así como el cumplimiento de la sentencia Campo Algodonero.

¡¡¡¡¡¡¡¡YA BASTA NI UNA MUJER MÁS ASESINADA EN CHIHUAHUA!!!!!!!!
OBSERVATORIO CIUDADANO NACIONAL DEL FEMINICIDIO (Conformado por 46 organizaciones en 18 estados)

Red Nacional de Organismos de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Conformada por 70 organizaciones en 23 estados)


ORGANIZACIONES Y REDES MEXICANAS:
Academia Mexicana de Derechos Humanos; Academia Morelense de Derechos Humanos; Alternativas Pacíficas A.C., (Nuevo León); Area de Comunicación de la Diocesis de Saltillo; Área de Mujeres de la UNOSJO S.C.; Arte contra el Feminicidio; Asistencia Legal por los Derechos Humanos A. C.; Asociación Ecológica Santo Tomás; Asociación Nacional de Abogados Democráticos; Asociación Sinaloense de Universitarias;Asociadas por lo Justo; BARCA, Oaxaca; Camino con Alas A.C.; Campaña “Si no están ellas no estamos todas”, (Oaxaca); Casa de los derechos del Periodista;Cátedra UNESCO de derechos Humanos de la UNAM; Católicas por el Derecho a Decidir; Centro de Derechos de las Mujeres A.C., (Chihuahua); Centro de Derechos Humanos "Solidaridad Popular AC; Centro de Derechos Humanos “Victoria Diez”;  Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, (Guerrero); Centro de Derechos Humanos de las Mujeres en Chihuahua; Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casa, A.C.; Centro de Derechos Humanos Paso del Norte; Centro de Estudios Fronterizos y Promoción de los Derechos Humanos; Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios A.C., (Coahuila); Centro Fray Julián Garcés de Derechos Humanos y Desarrollo local; Centro Integral Jurídico Pro-Derechos; Centro para los derechos de la Mujer Nääxwiin, Red Nacional de Promotoras y Asesoras Rurales, (Oaxaca); Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos “José María Morelos y Pavón”; Centro Caritas Diocesano de Ciudad Juárez; Ciencia Social Alternativa;  Círculo Profesional para la Formación con Equidad de Género ¡Ndudxa Ndandi!, (Oaxaca); Ciudadanas por el derecho a decidir; Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C., (Nuevo León); Colectiva: arte, comunidad y equidad; Colectivo Bolivariano, Centro de Derechos Humanos Mahatma Gandhi; Colectivo Feminista de Xalapa; Colectivo Nosotras; Comisión de Derechos Humanos de Colima No Gubernamental; Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos, A. C., (Chihuahua); Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos; Comité "Hasta Encontrarlos"; Comité Cerezo México; Comité contra los Feminicidios en Morelos; Comité de América Latina y el Caribe para la defensa de los Derechos de las Mujeres CLADEM Jalisco; Comite Derechos Humanos Ajusco; Comité Medico Ciudadano Ciudad Juárez; Comunicación e Información de la Mujer AC., (Morelos); Comunicación e Información de la Mujer AC., (Oaxaca); Comunicación e Información de la Mujer AC; Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad (Oaxaca);  Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad; Convergencia Cívico Política de Mujeres; Coordinadora Guerrerense de Mujeres Indígenas y Afromexicana, (Guerrero); Cuadernos Feministas, PRT; Defensores Oaxaqueños por los derechos Humanos Isabel A.C.; Diver/ciudad; Diversidad en Marcha; Diversidades y no Discriminación AC; El  Barzón Chihuahua; El Movimiento Amplio de Mujeres de Veracruz y Boca del Río; ENLACE, Comunicación y Capacitación, A.C., (Chiapas); EQUIFONIA, Colectivo por la ciudadanía y Autonomía; Formación y Capacitación A.C.; Frente Cívico Sinaloense AC; Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, (Estado de México); Frente Plural Ciudadano; Frontera con Justicia, A.C; Fuerzas Unidas por nuestros Desaparecidos y Desaparecidas en Coahuila; Grupo de mujeres de San Cristóbal de las Casas A.C., (Chiapas); HACERES A.C.; HIJOS; Humindad sin Fronteras, A.C.; Incide Social A.C.; Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría SJ de la Universidad Iberoamericana Puebla; Instituto Guerrerense de Derechos Humanos A.C., (Guerrero); Justicia para Nuestras Hijas; La Madeja, un espacio para mujeres. A.C.; La Red Nacional de Periodistas; Las Libres A.C. (Guanajuato); Lesbianas en Patlatonalli A. C., (Jalisco); Liga Mexicana Por la Defensa de los Derechos Humanos filial Oaxaca; Movimiento pacto por la Cultura;MUGAC, (Baja California, Tecate); Mujeres Organizadas Yuubani, A.C.; Mujeres por México en Chihuahua; Mujeres Unidas: Olympia de Gouges; Mujeres y hombres socialmente activ@s; Municipio Autónomo Zapatista, (Chiapas); Nosotras Ciudadanas; Nuestras Hijas de Regreso a Casa A.C, (Chihuahua); Observatorio Ciudadano de Derechos de las Mujeres;OPIM, (Guerrero); Pacto por la Cultura, (Chihuahua); Pastoral Obrera; Plan estratégico de Juárez; Por Nuestros Derechos Mujeres en Red de Mérida Yucatán; Posada del Migrante; ProDESC (Proyecto de Derechos Economicos, Sociales y Culturales); Programa Universitario de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana León; Proyecto Derechos Económicos Sociales y Culturales; Red Contra la Violencia hacia las Mujeres y los Hombres Jóvenes; Red de Investigadoras “Por la Vida y la Libertad de las Mujeres”; Red de Mujeres del Sur; Red de Mujeres por la Igualdad, Desarrollo, Género, Ciudadanía; Red de Promotoras en Derechos Humanos de Ecatepec; Red Democracia y Sexualidad (Demisex); Red Feminista Sonorense, (Sonora); Red Guerrerense de Organismos de Derechos Humanos; Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez A.C; Red Mujer Siglo XXI;Red nacional de asesoras y promotoras rurales; Red Nacional de Periodistas; Red Por sus Derechos Mujeres en Red; Redes Universitarias Ciudad Juárez; Salud y Bienestar Comunitario; Serapaz, Servicio, paz y justicia-México; Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva, (Yucatán); Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer; Tamaulipas Diversidad y VIHDA Trans A.C., (Tamaulipas); Territorios de Cultura A.C.; Tlachinollan; Tribunal Internacional de Conciencia; Unión Urbana Campesina Zapatista del Sur (UCAZS) en Jalisco; UNOSJO, Mujeres Organizadas Yuubani, (Oaxaca); Vísión Mundial de México, A.C; Yauani;

ORGANIZACIONES Y REDES INTERNACIONALES:
Alianza Feminista Centroamericana Transformando La Cultura Patriarcal; Asociación de Abogados y Abogadas Mayas de Guatemala (Guatemala); Asociación Feminista La Cuerda (Guatemala); Asociación para la Autodeterminación y Desarrollo de Mujeres Salvadoreñas (El Salvador); Asociación para los Derechos de las Mujeres y el Desarrollo –AWID-; Asociadas por lo Justo -JASS-; B.A.S.T.A. (Alemania); CEFEMINA, Oficina de Equidad de Género del Instituto Tecnológico de Costa Rica (Costa Rica); Centro de Derechos de Mujeres (Honduras); Centro de Información y Desarrollo de la Mujer- CIDEM- (Bolivia); Centro Flora Tristán (Perú); Centro Mirabal (Chile); Centro por la Justicia y el Derecho Internacional –CEJIL-; Ciudadanía por los Derechos Humanos (Costa Rica); Colectiva de Lesbianas Liberadas LESBIRADAS (Guatemala); Colectiva Feminista (El Salvador); Colectivo Ecologista Madreselva (Guatemala); Colectivo Rebeldía (Bolivia); Comisión Ecuménica de Derechos Humanos del Ecuador (Ecuador); Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer -CLADEM-; Confluencia mesoamericana Las Petateras; Feministas en Resistencia (Honduras); Fondo Centroamericano de Mujeres; Frente Nacional de Lucha FNL (Guatemala); Grupo Venancia (Nicaragua); Iniciativa por una justicia para las mujeres (Guatemala); Liga de Mujeres Desplazadas (Colombia); Movimiento de Mujeres por la Paz “Visitación Padilla” (Honduras); Mujeres Transformando el Mundo (Guatemala); Organización de Mujeres en Superación (Guatemala); Organización Sobrevivientes de Guatemala; OROMUSA (Panamá); Punto Focal de la Campaña 28 de Setiembre por la Despenalización del Aborto (Nicaragua); Radio Internacional Feminista RIF/FIRE; Red Feminista contra la Violencia hacia las Mujeres (Costa Rica); Sinergia Noj (Guatemala); Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos  (Guatemala).

Firmas individuales nacionales:
Teresita De Barbieri , Laura Gutiérrez (MUGAC, Baja California, Tecate), Silvia Vázquez Camacho (Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C., Baja California, Tijuana), Blanca Mesina (Representante de 25 policías torturados por militares en Tijuana BC), Blanca Isabel Martínez Bustos (Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios A.C., Coahuila, Saltillo), María Luisa García Andrade (Nuestras Hijas de Regreso a Casa A.C, Chihuahua, Ciudad Juárez), Ileana Espinoza (Red Mesa de Mujeres Chihuahua, Ciudad Juárez), Verónica Corchado (Pacto por la Cultura, Chihuahua, Ciudad Juárez), Imelda Marrufo (Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez A.C., Chihuahua, Ciudad Juárez), Emilia González (Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos, A. C., Chihuahua, Ciudad Juárez), Lucha Castro Rodríguez (Centro de Derechos de las Mujeres A.C. Chihuahua, Ciudad Juárez), Martha Graciela Ramos Carrasco  (Mujeres por México en Chihuahua A.C., Chihuahua, Ciudad Juárez), Margarita Guadalupe Martínez Martínez (ENLACE, Comunicación y Capacitación, A.C., Chiapas), Martha Figueroa (Grupo de mujeres de San Cristóbal de las Casas A.C., Chiapas, San Cristobal), Diana Damián (Formación y Capacitación, Chiapas), Ana Karen López Quintana (Tamaulipas Diversidad y VIHDA Trans A.C., Tamaulipas, Tampico), Alicia Leal Puertas (Alternativas Pacíficas A.C., Nuevo León, Monterrey), Consuelo Morales (Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C., Nuevo León, Monterrey),  Angélica Araceli Reveles Soto  (CLADEM-México, Jalisco, Guadalajara), Guadalupe López García (Lesbianas en Patlatonalli A. C., Jalisco, Guadalajara), Dora Ávila (Centro para los derechos de la Mujer Nääxwiin, Red Nacional de Promotoras y Asesoras Rurales, Oaxaca, Matías Romero), Beatriz Teresa Casas Arellanes (BARCA, Oaxaca), Emelia Ortiz García (Campaña “Si no están ellas no estamos todas”, Oaxaca, Región Triqui), Beatriz Hernández (Círculo Profesional para la Formación con Equidad de Género ¡Ndudxa Ndandi!, Oaxaca, Tlaxiaco), Edita Alavez Ruiz (UNOSJO, Mujeres Organizadas Yuubani, Oaxaca, Guelatao), Ana María Hernández (Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, Oaxaca), Theres Hoechli (Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, Oaxaca), Yessica Maya Sánchez (Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, Oaxaca), Nadia Altamirano Díaz (Comunicación e Información de la Mujer AC., Oaxaca), Leticia Burgos (Red Feminista Sonorense, Sonora, Ciudad Obregón), Sandra Peniche (Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva, Yucatán, Mérida), Espinoza Núñez (Zacatecas), Nora Isabel Bucio Nava (Comunicación e Información de la Mujer AC., Morelos, Cuernavaca), María del María del Montserrat Díaz (Colectivo Feminista de Xalapa A.C., Veracruz, Xalapa), Ofelia Cesareo Sánchez (Coordinadora Guerrense de Mujeres Indígenas y Afromexicana, Guerrero, Chilpancingo), Silvia Castillo Salgado (Instituto Guerrerense de Derechos Humanos A.C., Guerrero, Chilpancingo), Obtilia Eugenio Manuel (OPIM, Guerrero), Andrea Eugenio Manuel (OPIM, Guerrero), Soledad Eugenio (OPIM, Guerrero), Cristina Hardaga Fernández (Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Guerrero, Tlapa), Carolina Cantú  (Coordinadora  Guerrense de Mujeres Indígenas y Afromexicanas, Guerrero, Tlacopa), Georgina Vargas Vera (Centro de Derechos Humanos Victoria Díez A.C. Guanajuato, León), Verónica Cruz (Las Libres A.C. Guanajuato, León), María Trinidad Ramirez (Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Estado de México, San Salvador Atenco), Martha Perez (Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Estado de México, San Salvador Atenco), Clemencia Correa (D.F.), Yunuhen Rangel (Comunicación e Información de la Mujer AC., DF), Lucía Lagunes Huerta (Comunicación e Información de la Mujer , DF), Cirenia Celestino  Ortega (Comunicación e Información de la Mujer , DF), Alejandra Ancheita Pagaza (Proyecto Derechos Económicos Sociales y Culturales, DF), Elga Aguilar (Comité Cerezo México, DF), Eréndira Cruz Villegas Fuentes (Incide Social, Frente de Protección a Periodistas, DF), Dolores González (Serapaz, DF), Tania Ramírez Hernández (HIJOS, DF), Josefina Chávez (Cuadernos Feministas, PRT, DF), Andrea de la Barrera Montppellier (Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez A.C., DF), Marusia López (Asociadas por lo Justo, D.F.),  Andrea Medina Rosas (Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez A.C., D.F.), Orfe Castillo (D.F.), Laura García Coudurier (Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer AC, D.F.), Erika González (Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer AC, D.F.), Carmen Morales (Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer AC, D.F.), Alejandra González (Tlachinollan, D.F.), Irma Estrada Martinez (Tribunal Internacional de Conciencia, DF), Aline Castellanos Jurado (Consorcio Oaxaca A.C.), Teresa Emeterio Martinez (Consorcio Oaxaca A.C.), Zenaida Gurierrez Perez (Consorcio Oaxaca A.C.), Elia Santiago Antonio (Consorcio Oaxaca A.C.), Laura Jimenez (Consorcio Oaxaca A.C.), Nallely Tello (Consorcio Oaxaca A.C.), Ana María Emeterio Martinez (Consorcio Oaxaca A.C.), Marieli Hernandez Cernaz (Consorcio Oaxaca A.C.), Cecilia Espinosa Martínez (México, Red Mesa de mujeres de Cd. Juárez), Martha Alicia Delgado Portales (Colectivo Feminista de Xalapa), Gladys Villegas Morales (Colectivo Feminista de Xalapa), Silvia Cabrera  Huerta (Colectivo Feminista de Xalapa), Carmen Valenzuela (Colectivo Feminista de Xalapa), Armida Sosa (Colectivo Feminista de Xalapa), Blanca Arely Navarro (Chiapas), Abelardo Palma Molina (Chiapas), Carolina Damián (Chiapas), Isaura Pagaza (ProDESC), Valeria Escozar (ProDESC). Stephanie Delgado (ProDESC), Rosalinda Márquez (ProDESC), Darío Maldonado (ProDESC), Ixchel Carrasco Arias (ENLACE Comunicación y Capacitación A.C.), Jaime Cuevas ENLACE Comunicación y Capacitación A.C. (ENLACE Comunicación y Capacitación A.C.), Daniel Escobar (ENLACE Comunicación y Capacitación A.C.), Miguel Ángel Paz Carrasco (ENLACE Comunicación y Capacitación A.C.), Blanca Isabel Martínez Bustos (Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, Coahuila), Alma Rosa Garcia Guevara (Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, Coahuila), María Eugenia Arriaga Salomón (Área de Comunicación de la Diócesis de Saltillo, Coahuila), Sandra Albicker (Humanidas sin Fronteras, A.C), Paola Ramos (Frontera con Justicia, A.C, Coahuila), Guadalupe Arguello Reyes (Posada del Migrantes, Coahuila), Rosalba Robles Ortega (Profesora-Investigadora Universidad Autónoma de Ciudad Juárez), Mons. Raúl Vera López, OP obispo de Saltillo (Coahuila), Alberto Xicotencatl Carrasco (Coahuila), Noe Leonardo Ruiz Malacara (Coahuila), Martín Rodolo Hernández Linares (Coahuila), José Francisco Ovando Zuñiga (Chiapas), Rosario Figueiras Figueroa (Chiapas), Jose Roberto Ovando Figueroa (Chiapas), Julio Ovando Figueroa (Chiapas), Eduardo Ovando Figueroa (Chiapas), Aidé Álvarez Arellano (DF), Estefanía Landa Juárez (DF), Blanca Rico (DF), Marcela Salazar (DF), Erika Tamayo (DF), Guillermina Mendoza (DF), Noëmi Noto (DF), Cecilia Vega (DF), Yanina Flores (DF), Arturo Martínez (DF), Norma Martínez (DF), Catalina Delgado (DF), Angélica Herrera (DF), Elvira Nenclares (DF), Rebeca González (Chiapas), Humberto Robles (DF), Adriana Palacios Luna; Alma Celia San Martin; Ana Lidia Murillo; Ana María Emeterio Martínez; Ana Maria Hernanández Cárdenas; Ana Yeli Pérez Garrido; Anahí Espíndola Pérez; Eduardo Liendro Zingoni; Eduardo Morales Sierra; Gabriela Rivera Díaz; Iliana Galilea Cariño Cepeda; Irazú Gómez Vargas; Isaac Torres Carmona; Juan Gutiérrez Contreras; Jiménez García; Julia Monárrez Fragoso;  Laura Yadira Rodríguez Estrada; Lourdes Pérez Oseguera; Luz María Pérez Cabrera; María de la Luz Estrada Mendoza; Marievna Donaji Vasquez Marcial; Martha Guadalupe Figueroa Mier; Martha Yuriria Rodríguez Estrada; Oscar A. Castro Soto; Sergio Luna Cuatlapantzi; Teresa Emeneterio Martinez; Verónica Abreu Rivera; Yesica Sanchez Maya; Zenaida Pérez Gutiérrez.

Firmas individuales internacionales:
Adelay Carias  (Honduras, Feministas en Resistencia), Adriana Palacios (Nicaragua), Alejandra Nuño (Costa Rica, Centro por la Justicia y en Derecho Internacional-CEJIL), Aleyda Terán (Panamá,  Alianza de Mujeres/ Codim/Petateras), Amandine Fulchiron (Guatemala, Actoras del Cambio), Ana Cofiño (Guatemala), Ana Ixmucané Gatica (Guatemala, Comité de Unidad Campesina), Andrea Alvarado Vargas (Costa Rica), Andrea Carrillo (Guatemala), Carmela Curup Chajon (Guatemala, Asociación de abogadas Mayas), Carmen López de Cáceres (Guatemala), Claudia Acevedo (Guatemala, LESBIRADAS), Claudia Hernández Cruz (Guatemala, Fundación Sobrevivientes), Claudia Samayoa (Guatemala, UDEFEGUA), Claudia Spellmant Medina (Honduras, Colectivo III/RedLacTrans), Daysi Flores (Honduras, Jass Mesoamérica/ Petateras/Feministas en Resistencia), Dora Ruano (Guatemala, Frente Nacional de Lucha -FNL), Erika Guevara (USA, Global Fund For Women), Evelyn García (Guatemala, Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos), Evelyn Morales Pineda (Guatemala, Mujeres Tierra Viva),  Fátima Najarro (El Salvador), Gabriela Arguedas Ramírez (Costa Rica), Gilda Rivera Sierra (Honduras, Centro de Derechos de Mujeres), Gladys Lanza Ochoa (Honduras, Movimiento de Mujeres por la Paz “Visitación Padilla”), Ibán Alvarez Requejo (Estado español), Inmaculada Barcia (España, AWID), Jacqueline Nolley Echegaray  (USA/Peru, Just Associates -JASS), Katerina Anfossi Gómez (Costa Rica), Lisa VeneKlasen (USA, Just Associates -JASS), Lucía Morán Vásquez (Guatemala, Mujeres Transformando el Mundo), Luisa Pérez Herrán (Nicaragua, Grupo Venancia), Lydia Alpizar (Costa Rica/ México, AWID), María Eugenia Solís García (Guatemala), Mariana Moisa (El Salvador, Mujeres Solidarias/ Colectiva feminista), Mariela Arce (CEASPA/JASS/PETATERAS), Gabriela Vargas Vargas (Costa Rica), Marleni del Carmen Ortiz (El Salvador, Asociación para el Desarrollo y Defensa de la Mujer-APDM), Marta María Blandón (Nicaragua, IPAS), Mary Jane Real (Philippines, Women Human Rights Defenders International Coalition), Montserrat Sagot Rodríguez (Directora de la Maestría Regional en Estudios de la Mujer-Universidad de Costa Rica.)Morena Herrera Argueta (El Salvador, Alianza Feminista Centroamericana /Colectiva Feminista para el Desarrollo Local), Nohelia Nuñez Licona (Honduras, Plataforma de DH de Honduras / E.DEF.), Olga Lorena Lobos Cruz (Guatemala, Asociación de Mujeres de Petén Ixqik), Patricia Ardón (Guatemala, Sinergia Nój/ JASS/ Petateras), Patricia Guerrero Acevedo (Colombia, Liga de Mujeres Desplazadas), Patricia Orozco Andrade (Nicaragua, Campaña 28 de Septiembre), Paz Arau Picado (Nicaragua, Grupo Venancia), Pere Perelló Nomdedéu (Paisos Catalans), Rosalinda Hernández (Guatemala),Ruth Polanco (El Salvador, Las Dignas), Silvia Ivethe Juárez (El Salvador, ORMUSA), Tara Madden (Irlanda, Front Line), Victoria de Pablo Dávila (España),Walda Barrios (Guatemala), Yanira Argueta (El Salvador, Asociación para la Autodeterminación y Desarrollo de Mujeres Salvadoreñas), Yanira Tobar Márquez (Guatemala, Mujeres en Superación/Red Trasex).

www.observatoriofeminicidio.com
Responsable de publicación: María de la Luz Estrada
                
      







Le 17 décembre 2010, Chihuahua, Chih

Des organisations se sont prononcées par le feminicide de Marisela Escobedo Ortiz

Face à l'incapacité et le mépris du gouvernement fédéral et du gouvernement de l'état, Marisela a été assassiné pour demander justice pour sa fille Rubí.


"Je ne partirai pas d'ici jusqu'à ce qu'on n'arrête l'assassin de ma fille" c'était les déclarations de Marisela, avant de placer son petit campement à la Croix de Clous "PAS UNE DE PLUS", dans la Ville de Chihuahua. Elle était disposée à passer Noël et la nouvelle année dans ce lieu emblématique, dans lequel à peine le 25 novembre dernier, elle avait participé à une manifestation avec les mères de Justice pour Nos Filles, pour placer dans la croix, plus de 300 noms des femmes qui ont été assassinées dans l'état de Chihuahua seulement dans cette année, 2010.

Rubi avait 16 ans quand elle a été assassinée par Sergio Raphaël en août 2008. Depuis qu'elle a disparu et que son petit corps a été trouvé dans un terrain près de Huesos de marranos, la mère de Rubi, Marisela, une infirmière retraitée, a dédié sa vie à chercher justice pour sa fille, en se convertissant un défenseur de droits de l'homme.

Le même jour que le Secrétaire de Gouvernement, Francisco Blake, demandait aux citoyens "de secouer leur peur pour combattre les criminels", Marisela a été assassinée en face des portes du Palais du Gouvernement de la Ville de Chihuahua, tandis qu'elle faisait une manifestation pacifique et indéfinie pour exiger des autorités l'arrestation de l'assassin de sa fille Rubí.

Marisela non seulement s'est libérée de sa peur, a marché durant des jours depuis le sous-procureur de Justice de la Ville de la Ville de Juárez pour exiger une sanction pour l'assassin de sa fille. Elle était accompagnée de la poussette de sa petite - fille de deux ans et une affiche de la photo de sa fille Rubí. Un jugement oral du tribunal a laissé en liberté l'assassin, offensant le système de justice.
Marisela, une lutteuse infatigable, a obtenu avec les avocates du Centre de Droits de l'homme des Femmes (CEDEHM) qu'un tribunal de cassation (formé de trois magistrats) rectifiât la décision des juges et a réussi à obtenir une sentence condamnatoire contre Sergio Raphaël, un assassin avoué, dans laquelle on le condamnait finalement à 50 ans de prison. "Je me suis déjà fatiguée à faire son travail, maintenant il leur incombe" disait Marisela. Effectivement, en attendant les autorités n'ont pas réussi à trouver Sergio Raphaël, Marisela avec ses propres ressources, elle l'a localisé dans Zacatecas et en a avisé le Procureur de Chihuahua, qui a allégué qu'à cause des formalités bureaucratiques il n'avait pas pu l'arrêter.

Le Procureur de l'état de Chihuahua a informé la mère, qu'en coordination avec le Procureur Général de la République et des États "ils recherchaient l'assassin de sa fille dans tout le pays". Ils ne l'ont jamais trouvé.

Pendant deux ans, elle a parcouru le pays. Elle est revenue à Zacatecas, a voyagé jusqu'à Mexico où ayant sollicité une audience avec le Président Calderón ainsi qu'avec le Procureur Arturo Chávez Chávez, qui se sont refusés à la recevoir. Elle a eu une entrevue avec les services du Procureur Général de la République qui lui ont promis qu'ils chercheraient l'assassin de sa fille. Ils ne l'ont pas trouvé non plus.

Quelques jours, avant d'être assassinée, elle s'est présentée à un acte où se trouvait le Gouverneur de Chihuahua, de César Duarte et a brandi une pancarte qui disait "la justice, un privilège de gouvernements". La demande de Marisela a fait s'irriter le Gouverneur, comme quelques journaux locaux l'ont rapporté. Le gouverneur pressé l'a rabrouée et l'a traitée avec mépris. Après, elle a réussi à avoir une entrevue avec le Procureur de l'état de Chihuahua qui lui a promis qu'il réviserait son cas.

Lucha Castro, une coordinatrice du Centre de Droits de l'homme des Femmes (CEDEHM) a déclaré "dans ces moments, on ne peut écarter aucune piste de recherche, inclus un crime d'état puisque Marisela n'allait pas s'arrêter jusqu'à ce qu'ils arrêtassent l'assassin de sa fille".

Marisela est morte aux portes du Palais du Gouvernement et en face de la Croix de Clous qu'ont placés le réseau de femmes en noir et les mères des jeunes assassinées dans l'état de Chihuahua. Marisela a été assassinée pour demander justice.

M. Président Calderón et M. Duarte, Gouverneur de Chihuahua : Où commence la responsabilité des citoyens à faire justice et où commence le travail des autorités ?

Devant telle incapacité, une quantité d'omissions, de mépris et de négligence, l'État mexicain est responsable et doit immédiatement répondre des meurtres de Rubis et de Marisela.
Ca suffit. Plus une de plus.

Justice Pour Nos Filles / le Centre de Droits de l'homme des Femmes


Justicia para Nuestras Hijas // info@justiciaparanuestrashijas.org // Tel. (614) 413-3355 // twitter: @jpnh01
Centro de Derechos Humanos de las Mujeres // comunicacion@cedehm.org // Tel. (614) 415-4152.

La indiferencia es un monstruo de mil cabezas; Coral Avila Casco

La indiferencia es un monstruo de mil cabezas; la impunidad y la injustica son dos de ellas. Y nos han dejado ver su devastación y perversidad, nos han manifestado que su veneno se ha esparcido hasta el último rincón de las instituciones públicas y de la ciudadanía, sin que ello nos mueva para hacer un frente y aniquilar a la bestia que nos sitia. Nadie está a salvo y nadie está exento de sucumbir a su señuelo.

Sí, es de dar terror lo que vivimos y debe despertar nuestra conciencia. Sí, es cierto, ante la sombra del dolor, la muerte y el desconsuelo es mejor cerrar los ojos o desviar la mirada. Pero precisamente esto ha fortalecido a la bestia que hoy nos hace saber que su poder es tal que mañana el silencio cómplice de la sociedad y gobierno tomará otra víctima y no importará. Marisela exigía y luchaba por encontrar justicia ante la muerte de su hija; no tenía más recursos que su voluntad, la fuerza de su verdad y una férrea determinación por ver en prisión al asesino que le provocó el dolor más grande.

Con esos recursos enfrentó la lentitud, la negligencia y la parcialidad de nuestro sistema de justicia. Con estos elementos recibió la ofensa brutal de tres jueces que inclinaron la balanza a favor de la impunidad y la injusticia. No tuvo los medios económicos ni mediáticos de Isabel Miranda de Wallace, otra excepcional mujer, que como ella, tuvo que emprender la cruzada de hacer el trabajo que no hacen las instancias de procuración e impartición de justicia. Y como Marisela, cuántas mujeres más buscan justicia topándose con el monstruo de la indiferencia institucional, pero también de la social.

Sólo con su cobarde sacrificio frente a Palacio de Gobierno en Chihuahua vinieron las suspensiones y separaciones del cargo a estos tres jueces que no encontraron pruebas para condenar a un asesino confeso, sólo con este artero crimen los gobiernos hablaron, pero acaso ¿era necesario este baño de sangre para que tomaran en serio su demanda?

De continuar con las omisiones y las simulaciones, las mujeres seguiremos estando en situación de peligro y vulnerabilidad.

CORAL AVILA CASCO

sábado, 18 de diciembre de 2010

viernes, 17 de diciembre de 2010

Mujeres de Juárez exigen justicia en Los Pinos

Marisela Escobedo y Bertha Alicia García, madres de Rubí y de Brenda Berenice, jóvenes asesinadas en Juárez, se reunieron con funcionarios de la Procuraduría General de la República para exigir justicia



Mientras el presidente Felipe Calderón se alejó tres días de esta semana de la escena pública para realizar actividades privadas, esta mañana madres de dos jovencitas víctimas en Ciudad Juárez acudieron a la casa presidencial para exigir justicia.
"Les estamos dando un mes de plazo para obtener resultados positivos en cuanto a Sergio Rafael Barraza Bocanegra,el asesino de mi hija, Rubí Marisol, y en cuanto a que nos traigan a la joven Brenda Berenice Castillo Mejía", afirmó la señora Marisela Escobedo, madre de Rubí.
La mujer dijo que si el 30 de agosto próximo no detienen a Barraza Bocanegra "vamos a salir desde Ciudad Juárez desde el puente internacional a pie desde aquí hasta Los Pinos, lo que nos tardemos en llegar".
Organizaciones de la sociedad civil, Marisela Escobedo y Bertha Alicia García, madres de Rubí y de Brenda Berenice, se reunieron ayer con funcionarios de la Procuraduría General de la República para exigir justicia por los casos de feminicidio y desaparición de sus hijas en Ciudad Juárez Chihuahua.
Hoy las madres levantaron el campamento "Contra el feminicidio y la trata de personas exigimos justicia" instalado en el Hemiciclo a Juárez, en la Ciudad de México, y acudieron a la residencia oficial de Los Pinos a entregar una carta dirigida al presidente Felipe Calderón para informarle de la situación.
Ellas informaron que con esta acción terminan su recorrido por la República y regresan a Chihuahua.
La nueva caminata será "desde el puente Santa Fe, en caso de que no agarren a Sergio y no devuelvan a Brenda Berenice. Estamos bastante desgastados no solamente las madres, las familias en general. Queremos resultados un individuo en la cárcel y una joven en su casa", reclamó la madre tras las vallas que colocó la policía capitalina.
A Sergio Rafael Barraza deben detenerlo "porque asesinó a mi hija, es un asesino confeso, y está sentenciado, está declarado culpable. Venimos aquí a exigir justicia, que no hemos encontrado en nuestra ciudad, en nuestro estado, la tenemos que encontrar en la federación y la teníamos que haber encontrado desde hace mucho", añadió Marisela.
"Ahora sí que yo estoy a la expectativa, y con un tiempo límite, no hablemos de confianza. Porque esa ya desgraciadamente se la tienen que ganar ellos y la poquita o mucha que yo hubiera tenido, desgraciadamente en mí Estado acabaron con ella", puntualizó.

Realizan homenaje a madre de Rubí afuera de Palacio






(Chihuahua).- Justo en el lugar donde cayó inconsciente Marisela Escobeso tras recibir un disparo en la cabeza, líderes sociales y activistas colocaron una corona de flores y mantas como homenaje a la madre de Rubí.

La corona la colocaron justo en el exterior de Palacio de Gobierno, en donde quedó el cuerpo de Marisela Escobedo luego de recibir un disparo en la cabeza.

Ahí, los activista colocaron también una manta, en donde aseguran que la madre de Rubí fue una mártir por exigir justicia para su hija.

Asimismo, revelaron que las protestas continuarán, con el objetivo de hallar justicia para la joven y ahora también para su madre.
 

Amnistía Internacional, ONU y CNDH llevarán el caso y presionarán con investigaciones



La presidenta del Cenro de Derechos Humanos para las Mujeres en México, Alma Gómez, mencionó durante esta tarde en la manifestación en honor a Marisela Escobedo Ortiz frente a Palacio de Gobierno que organismos de talla nacional e internacional darán seguimiento al terrible asesinato de la defensora de los derechos de las mujeres y madre de Rubí Frayre.

Evidentemente, dijo lo que sucedió anorche representa un acto sin escrúpulos que pone en entredicho el papel de las autoridades. Fue desde ese momento que lo acaecido se puso a disposición de organismos como Amnistía Internacional y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como de los comisionados de la ONU en México e incluso instituciones de la Unión Europea, para que apoyaran con la investigación.

Aseguró que desde el 2003 tales organismos colaboran y dan seguimiento a las denuncias que se hacen tanto en Ciudad Juárez, de manera que ahora reforzarán sus medidas para lograr buenos resultados que gracias a éstos se han hecho, pues han estado pendientes con lo sucedido.

El alto comisionado de la ONU que tiene su sede en la Ciudad de México se trasladará a Ciudad Juárez para continuar con su labor investigativa con el caso de Marisela Escobedo así como con muchos otros, pues las acciones que han llevado tanto ellos como demás instituciones permitieron que hasta entonces 33 casos de mujeres desaparecidas pudieran identificarse, “por lo que 33 familias supieron al menos qué pasó con su hija.”

Bajo amenaza de muerte 3 activistas sociales




(Ciudad Juárez).- Verónica Corchado, compañera de movimientos humanistas de la fallecida Marisela Escobedo comentó esta mañana que no solo la madre de Ruby Marisol se encontraba bajo amenazas si no que al menos tres mujeres más que se encuentran buscando justicia para sus hijas han recibido amenazas para que dejen de exigir que se de solución a los casos de sus hijas.

Comentó que la muerte de Marisela Escobedo la noche de ayer en la ciudad de Chihuahua no las detendrá en sus movimientos, pues a palabras de la derecho humanista Marisela fue una mujer que les enseño a luchar y no quedarse calladas.

Señaló que pese a las amenazas que ya había recibido nunca se detuvo por esclarecer el caso de la muerte de su hija, exigiendo que se castigará al responsable hasta el último minuto incluso con su propia vida.

Por último comentó que las amenazas contra las mujeres que se unieron al grupo de protesta que se realizó por parte de Marisela Escobedo, tres derecho humanistas más se han visto amenazadas por varios sujetos, sin embargó no lo han denunciado por miedo a las propias autoridades.

Adiós Marisela, emblema del feminicidio. Lydia Cacho



Con el rostro ovalado y la mirada firme tras los espejuelos, Marisela Escobedo me dijo que primero moriría que dejar de luchar por esclarecer el asesinato de su hija Rubí Marisol. “Es por ella, pero es por todas las hijas de las demás mujeres de México”, me dijo con la voz entrecortada, “porque al Estado mexicano hace rato que la vida de las mujeres no le importa, entonces seremos nosotras las que digamos, hasta la muerte, que sí valemos, que nuestras hijas merecen un país seguro. Yo sé quién es el asesino y no voy a quedarme callada”.
Estas fueron las últimas palabras que escuché de Marisela hace unos meses. Ayer fue asesinada, emblemáticamente, frente a las puertas del Palacio de Gobierno de Chihuahua. Sus últimas palabras fueron consignas solitarias por la justicia y la no impunidad de los feminicidios.
Manifestándose ante el edificio que alberga a la autoridad, un hombre se acercó a hablarle, ella echó a correr y acto seguido le disparó a quemarropa, uno de los balazos fue directamente a la cabeza. Según el Médico forense está claro que el asesino sabía lo que hacía. Existe un video del asesinato tomado de una cámara de seguridad.
Los paramédicos llegaron a Marisela cuando aun estaba con vida, unas horas más tarde supimos que había muerto. Fue el arma de un asesino la que ultimó la vida de esta joven mujer, pero sin duda son co-responsables los tres jueces que desestimaron las evidencias y restaron importancia a las amenazas de muerte que la familia Bocanegra había expresado contra Marisela. Y son cómplices también todos aquellos que insisten en que la violencia en México no es grave; quienes insisten en que los feminicidios mexicanos no son importantes.
Sergio Rafael Barraza Bocanegra es el principal sospechoso de la muerte de Marisela, ya que es él el acusado de ultimar la vida de Rubí. En 2008 la hija de Marisela apareció muerta y desde entonces su madre se dedicó en cuerpo y alma a esclarecer el asesinato y llevarlo ante la justicia, acompañada de la reconocida abogada feminista Lucha Castro.
Barraza, que fue pareja de Rubí, una adolescente de 16 años, enfrentó un juicio oral por homicidio en los nuevos juzgados de Chihuahua; durante el procedimiento Sergio Rafael admitió haber asesinado a Rubí porque “le había sido infiel”.
A pesar de la evidencia en su contra, en abril de 2010 Barraza fue dejado en libertad, sin embargo, inmediatamente después los jueces determinaron que se equivocaron, que existían suficientes elementos para ejecutar una sentencia de 50 años en prisión. Era demasiado tarde, el acusado estaba prófugo. Entonces Marisela se dio a la tarea de encontrarlo, nos aseguró a algunas periodistas que ya lo había localizado en Zacatecas y que ahora sólo faltaba que lo detuviera la autoridad. Por su mente pasó la idea de ir ella misma, acompañada de otras mujeres, a llevar a cabo un arresto ciudadano del asesino de su hija; un Fiscal le aseguró que lo arrestarían pronto, que no se arriesgara. La autoridad ya había determinado ofrecer una recompensa de 250 mil pesos por Barraza Bocanegra.
Ahora que ella ha muerto el gobernador de chihuahua, César Duarte, afirmó que no tiene duda de que la ejecución de la activista Marisela Escobedo fue por venganza del criminal. Lamentó la muerte de la madre de Rubí, quien “siempre señaló al autor material de la muerte de su hija y que desgraciadamente fue liberado por tres jueces, que insolentemente lo pusieron en libertad”.
El gobernador declaró que solicitó al Congreso de Chihuahua que estos jueces sean separados del cargo para que sean juzgados por las omisiones y el uso indebido de poder en el que liberaron a un sujeto peligroso, confeso de asesinato.
El gobierno de Chihuahua jamás ofreció medidas cautelares a Marisela, a pesar de la evidencia sobre las amenazas de muerte que recaían sobre ella, a pesar de que testificó en el juicio. Marisela intuía que podría perder la vida, me lo dijo, y hacía lo que estaba en sus manos para evitarlo, sin embargo nunca estuvo dispuesta a darse por vencida, murió intentando salvar a otras adolescentes de una muerte como la de su hija, creyendo, hasta el último día, que las Instituciones judiciales de su país la acompañarán en una batalla colectiva por la justicia y la vida de las mujeres.
Tres jueces tuvieron la posibilidad de hacer justicia en un feminicidio, su ineficacia dejó ahora dos crímenes y un asesino en plena libertad. Dejaron tras de si una ola de sufrimiento, indignación y frustración. Con ella se murió un poco de todas nosotras, las activistas que la conocimos y supimos que su batalla era nuestra también.

www.lydiacacho.net / Twitter: @lydiacachosi

EL MOVIMIENTO DE MUJERES CONVOCAN

EL MOVIMIENTO DE MUJERES
CONVOCAN:

A una protesta hoy 17 de diciembre a las 10:00 de la mañana en la Plaza Hidalgo en la Cruz de clavos “Ni una Más” por el feminicidio de la Sra. Marisela Escobedo, madre de Rubí Frayre Escobedo,

Los restos de la Sra. Marisela serán trasladados a ciudad Juárez, en el transcurso del día de hoy, y estará en la funeraria Perches ubicada en la calle López Mateos y Vicente Guerrero de esa ciudad.

Está pendiente la hora y el día de su inhumación.


Justicia para Marisela y su hija Rubí Marisol
 
Centro de Derechos Humanos de las Mujeres
Av. Juárez 4107 B Col. Centro CP 31000
Chihuahua, Chih. México
Tel 52 614 415 4152 y Fax 415 6674